Película: La Momia

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Título original: The Mummy

110 min. | Acción | Aventuras | Fantástico

Público apropiado: Mayores de 18 años.

Valoración moral:   Varios inconvenientes morales:  ocultismo, violencia sangrienta, sensualidad,  lenguaje soez.  

Año: 2017

País: EE.UU.

Dirección: Alex Kurtzman

Intérpretes: Tom Cruise, Russell Crowe, Sofia Boutella,

 

 

La momia (The Mummy)

A pesar de estar enterrada en una cripta en lo más profundo del desierto, una antigua reina (Sofia Boutella) cuyo destino le fue arrebatado injustamente, se despierta en la época actual y demuestra una maldad que ha crecido hasta límites insospechados con el paso de miles de años. Desde las inmensas arenas de Oriente Medio hasta unos desconocidos laberintos bajo el Londres actual, The Mummy ofrece una nueva y sorprendente versión de un mundo de dioses y monstruos.

El caradura Nick Morton, miembro de los Navy Seal, aprovecha su destino en Irak, en teoría con el objetivo de localizar terroristas, para robar tesoros que puedan garantizarle un buen dinero en el mercado negro, con ayuda de su buen amigo, el sargento Vail. Acaba descubriendo con la arqueóloga Jenny Halsey una tumba ancestral que a pesar de su localización, parece egipcia. Corresponde a Ahmanet, una mujer embalsamada viva, que tiene la capacidad sobrenatural de volver a la vida.

Universal se ha planteado resucitar a los míticos monstruos con los que el estudio aterrorizó a los espectadores en los años 30. La idea consiste en entrecruzar filmes, en el llamado Dark Universe, mera imitación de la fórmula que tan buenos resultados le ha dado a Walt Disney con los personajes de Marvel, y que también se esfuerza en trazar Warner con los de DC. Al fin y al cabo el estudio ya fue pionero en mezclar a sus personajes, en títulos como Frankenstein y el hombre lobo y La zíngara y los monstruos. En un principio iba a formar parte de la saga Drácula, la leyenda jamás contada, pero finalmente ha quedado descartada, por lo que La momia sería la primera entrega.

Revisa el viejo mito que dio lugar al film de Karl Freund, de 1932, posteriormente revisada por Stephen Sommers en 1999, que aportaba modernos efectos especiales, secuencias de aventura que bebían de Indiana Jones, y mucho humor. Aquí se intenta recuperar todo eso, pero con una ambientación oscura. Supone el segundo trabajo como realizador del veterano productor y guionista Alex Kurtzman, que no consigue ni de lejos el ritmo, la socarronería y la eficacia del film de Sommers.

Puede servir como entretenimiento menor, al tratarse de un trabajo técnicamente impecable, con grandes estrellas. Pero adolece de notables defectos, sobre todo que parte de un libreto apresurado, que hasta roba sin demasiada gracia de varias fuentes, al incluir, por ejemplo, al amigo muerto sarcástico de Un hombre lobo americano en Londres.

De realización rutinaria, pues no incluye ninguna secuencia mínimamente memorable o fresca, que se recuerde al día siguiente del visionado, resulta significativa la falta de química entre Tom Cruise y su coprotagonista Annabelle Wallis; quizás ninguno de los dos acaba de creerse a sus personajes. El plantel de secundarios, entre los que se encuentra Russell Crowe, tampoco ha trabajado mucho para dar personalidad a los suyos. Por su parte, Sofia Boutella compone a una antagonista bastante plana, por sí misma insuficiente para crear tensión, y que desilusionará sobre todo a quienes conozcan los trabajos de Boris Karloff y Arnold Vosloo, que precisamente justificaban muy bien a sus villanos ( De cine.21. BDT)

Print Email