Película: Un don excepcional

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.67 (3 Votes)
Título original: Gifted
101 min. | Drama
Público apropiado:  Mayores de 18 años.
Valoración moral: Algún inconveniente:  visión errónea del papel de la religión,  agnosticismo, falso sentimentalismo religioso,  referencias a una relación  prematrimonial, temas de adultos. 
Año: 2017
País: EE.UU.
Dirección: Marc Webb
Intérpretes: Chris Evans, Lindsay Duncan,
Reseña:
Tanto el realizador, Marc Webb, como el protagonista, Chris Evans, parecen estar huyendo de los superhéroes; el primero dirigió The Amazing Spider-Man y The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, el segundo ha sido La Antorcha Humana y el Capitán América. Aquí se unen para contar otra historia de habilidades especiales, pero sin elementos fantásticos, y añadiendo una interesante vuelta de tuerca, pues se defiende el derecho del ser humano a no destacar, para llevar una vida normal. Se denuncia el peligro de que los jóvenes con un talento excepcional sean víctimas de quien quiera aprovecharse de ellos, no siempre por dinero, en ocasiones por pura vanidad, lo que trae consigo que no maduren de forma correcta, jugando con otros niños o pasando momentos en familia.

No se trata de un film estereotipado, la postura contraria está bien defendida por la abuela, gracias a un buen trabajo de la veterana escocesa Lindsay Duncan (Birdman), cuyo personaje esgrime sólidos argumentos. Al fin y al cabo, los grandes problemas de las matemáticas se han ido resolviendo gracias a personas con una inteligencia superior. De esta forma, sería una irresponsabilidad no cultivar el potencial de cada uno, aprovechando los recursos del sistema educativo. Se trata de dejar pensar al espectador, no darle todo mascado, como se puede comprobar en la mejor secuencia, cuando la chavala pregunta a su tutor por la existencia de Dios al atardecer.

Se nota que Chris Evans se siente identificado con su personaje, que busca una vida mundana, al igual que él necesitaba una oportunidad fuera del universo Marvel, y destila química natural con la pequeña McKenna Grace, que ya fue hija de Kiefer Sutherland en Sucesor designado. A Octavia Spencer no le hace falta ni despeinarse para aportar la función de consejera sabia, aunque se la desaprovecha, el carismático gato tuerto tiene más secuencias que ella, y cumple Jenny Slate (Parks and Recreation) como profesora bienintencionada. No se trata de un film extraordinario y redondo, se han visto numerosas historias similares en la pantalla, pero Webb recupera parte de su don, la frescura esgrimida en su primer film, (500) Días juntos, que parecía haber perdido por la tiranía del mainstream. ( De cine 21. BDT)

Print Email