Película: "El hilo invisible"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
Título original: Phantom Thread
Público apropiado: Mayores de 18 años con reparos.
Valoración moral:  Desaconsejable: Graves inconvenientes morales: visión deformada del amor y del matrimonio. Elementos de horror y venganza gratuitos e injustos. Cierto nudismo y sensualidad.
Año: 2017
País: EE.UU.
Dirección: Paul Thomas Anderson
Reseña:
En el glamuroso Londres de los años 50, tras la guerra, el célebre diseñador Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) y su hermana Cyril (Lesley Manville) son el centro de todas las miradas en el mundo de la moda británico: visten a la realeza, estrellas de cine, herederas, miembros de la alta sociedad, debutantes y damas con el inconfundible estilo de la Casa Woodcock. Por la vida del diseñador desfilan todo tipo de mujeres, brindándole inspiración y compañía, hasta que se cruza en su camino una joven de convicciones férreas, Alma (Vicky Krieps), que pronto se convierte en un pilar de su día a día como musa y amante. La vida de Woodcock, hasta entonces cuidadosamente controlada y planificada como todos sus patrones de costura, se ve sacudida por este nuevo “amor”.
Película singular, con algo de fantasmagórica, donde los personajes se vuelven etéreos con las decisiones y los hechos que marcan sus vidas. Estructurada como el relato que hace Alma al calor del fuego de una chimenea, de su entrega y dedicación total al modisto y diseñador Reynolds Woodcock, quien triunfa con sus creaciones en el Londres de los años 50, vistiendo a princesas y otras damas de alta alcurnia.
Paul Thomas Anderson, director y guionista, prueba una vez más su enorme talento para contar historias extrañas con algo de retorcimiento, y su capacidad de cambiar de registro si la historia así lo requiere.
Pero también estamos ante una película sobre las obsesiones, sobre cómo la devoción amorosa puede transformarse en algo enfermizo, y acerca de los esfuerzos que se pueden realizar para lograr un cierto control, también para que no sea arrebatado aquello que se desee poseer.
La trama es peculiar y sorprendente. Anderson habla de romance gótico y, efectivamente, la cinta se acerca muchas veces al género de terror.
El ambiente, propenso a la excentricidad y al lujo del mundo de la moda, así como el vestuario, la escenografía y la música son el relajante que necesita el espectador para digerir al excéntrico modisto y a su imprevisible amante. (Almudí.  Decine21.BDT)

Print Email