¿Qué es orar?

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.44 (8 Votes)

PREGUNTA: ¿Qué es orar?
RESPUESTA: Orar es hablar con Dios. La oración es un diálogo eminentemente sobrenatural por el cual el hombre, con la ayuda del Espíritu Santo (Rom 8:26), habla con Dios. El P. Alfonso Gálvez la define de un modo muy sencillo y preciso: "La oración surge de la necesidad que Dios ha querido sentir de hablar con nosotros y de la que nosotros sentimos de hablar con Dios". "La oración es la prolongación "ad extra" en el hombre del diálogo intratrinitario". "Dios quiere hablar con nosotros porque nos ama. Pues bien, la oración es la respuesta del hombre a esa invitación al diálogo".

PREGUNTA: ¿Qué diferencia existe entre la oración cristiana y la oración de los orientales (budistas...)?
RESPUESTA: La oración cristiana es eminentemente sobrenatural. La oración oriental es puramente psicológica.

PREGUNTA: ¿Cuántos tipos de oración existen?
RESPUESTA: Depende del modo como la clasifiquemos. Según el contenido, podemos hablar de oración de petición y súplica, de acción de gracias... Si la clasificamos según el modo, puede ser vocal o mental. Y dentro de la oración mental la podemos dividir en meditación y contemplación.

PREGUNTA: ¿Qué es la oración vocal?
RESPUESTA: Es la oración que usa fórmulas ya preestablecidas: Por ejemplo: El Ave María. La oración vocal por excelencia es el Padre nuestro.

PREGUNTA: ¿Qué es la oración mental?
RESPUESTA: Es una oración en la que usando principalmente el discurso de la mente, y con la ayuda del Espíritu Santo, hablamos con Dios. El grado inicial de este tipo de oración mental se llama meditación.

PREGUNTA: ¿Qué es la contemplación?
RESPUESTA: Es un grado superior de la oración mental en la que el dircurso mental del hombre ya no juega un papel tan importante. El hombre se pone ante Dios y lo "contempla". El grado más superior de la oración de contemplación es el éxtasis. "El paso de la meditación a la contemplación significa para el hombre el paso del modo de obrar humano ayudado por la gracia al modo de obrar sobrehumano elevado también por la gracia. En la contemplación el lenguaje puramente humano se hace inservible y hay que abandonarlo". (P. A. Gálvez)

Print Email